WhatsApp Image 2021 05 06 at 8.58.39 AM

Algunas ventajas del salario mínimo en Japón

Algunas ventajas del salario mínimo en Japón

En los últimos años los países asiáticos han tomado un papel importante dentro de la economía global, siendo referentes en la mayoría de sectores, llamando la atención no sólo de compañías que buscan invertir en ellos sino también de personas que buscan mejorar la calidad de vida de su entorno. 

Japón se posiciona como uno de los países más interesantes a la hora de buscar trabajo y una de las variables importantes es el salario mínimo, una las razones principales por las que la gente se resuelve a dar un paso adelante y generar un valor agregado.

¿Cuál es el salario mínimo en Japón?

En Japón el salario mínimo se paga en horas, cada departamento fija la tarifa individualmente, dependiendo de diferentes factores como: lo urbanizada que esté la región o ciudad, si es una región agrícola, los regímenes especiales, entre otros. En Tokio, el salario mínimo es de 1013 yenes la hora (cercano a los 9.67 dólares); por su parte, en algunas ciudades como Okinawa, ronda los 792 yenes (7.56 dólares) siendo esta una región agrícola.   

¿Existen más formas de fijar el salario mínimo?

Sí, Japón al ser un país industrializado también tiene como opción unos regímenes especiales  los cuales son aplicados a diferentes industrias o sectores importantes de la economía Nipona, entre los que se encuentran:

  1. Sector Manufacturero con un promedio de 51.200 dólares anuales

2. Sector tecnológico con un promedio de 56.000 dólares anuales.

3. Sector salud con un promedio de 56.748 dólares anuales.

En este aspecto y según los regímenes especiales, todos los trabajadores deben tener acceso a un salario mínimo, asegurando así tener estabilidad en la calidad de vida.

Por otro lado, la mayoría de empresas busca que los empleados tengan contratos a largo plazo, por lo que muchas personas se quedan en el mismo tiempo hasta la edad de jubilación (cerca a los 55 años). 

Cabe resaltar la importancia que ha adquirido en Japón la igualdad de género y el cierre de la brecha en salarios entre mujeres y hombres; al tener regímenes especiales, muchas empresas establecidas en los diferentes sectores han fomentado la reducción en esta brecha,  siendo el sector tecnológico el pionero en este aspecto siendo el que mejor le paga a las mujeres.

Se debe tener en cuenta que la mano de obra en Japón está envejeciendo lo que hace que muchas empresas se interesen por renovar el talento humano contratando personas jóvenes y extranjeras.

Al ser un país  que le apuesta abiertamente a la tecnología, muchas empresas japonesas ofrecen trabajo a extranjeros, quienes pueden trabajar desde su país de origen ganando un salario en dólares o yenes.